Buscar este blog

lunes, 23 de enero de 2017

Moraleja de la vida.
Por Francisca Estay.

Aprendí a volar con alas propias y vivir con plenitud..
Aprendí a amar sin reservas y temor..
Aprendí que la verdadera belleza proviene
Del corazón y los valores humanos.
Aprendí que el ser humano no es una simple estela que  destella huellas y mero cuerpo material,sino que un ente impregnado de nobles ideales  y sentimientos.
Aprendí que no hay que buscar la perfección,sino la solidez de una estructura óptima,correcta,justa y transparente,donde habite el espíritu de  solidaridad,generosidad,equidad,justicia,
amor, lealtad,altruismo, honestidad y nos liberemos de negativas vibras y ataduras que nos impidan alcanzar la felicidad, libertad y abrazar nobles causas.
Aprendí a no desmayar ante dificultades y a perseverar hasta el fin.
Aprendí que la verdadera amistad es desinteresada,honesta, fraterna y real.